fbpx

La Cocotera Love Story

Allí donde el mar reluce y sopla un fuerte viento, tuvo lugar una inesperada historia en La Cocotera. En una noche de fuertes lluvias y a finales de noviembre, en un lugar acogedor con un nombre que recuerda a la calidez de los cocos en el Caribe….Se encuentran un hombre y una muchacha que nada más mirarse sabrán que aquel lugar nunca se podrá borrar de sus vidas: La Cocotera Love Story.

Bienvenidos al Blog de la Cocotera · Hostel and Coworking en Tarifa

La historia de amor comienza aquí

En una cómoda cocina, cuando ya ha caído la noche, ella comienza a preparar un dulce té, mientras él la observa….y cuando ambos, de ojos azules, encuentran sus miradas sienten que sobran las palabras. Él viene desde Argentina, y ella desde Sevilla.
Dos mundos opuestos que se fusionan en aquel lugar. Con un dulce encuentro, donde empiezan a enloquecer dos almas que saben que sin duda aquella estancia será inolvidable. Ella no percibía la seriedad del momento, sino que pensó que sería un drama más de esos que la vida te da. Fue una barbaridad aquel sentimiento que volcó su sangre y que la conquistó con ese primer beso. Y si a veces ella vuelve a hablar de él, siente el recuerdo de aquella sombra encendida sobre su vientre, que juega a no dormir, queriendo robar tiempo al tiempo pensando que entre esas sábanas que fueron testigos de su pasión. Pasaron muchas almas con pensamientos infinitos, inquietudes, olvidos….Todos esos sentimientos del que viene a este lugar que es como el País de Nunca Jamás, donde las experiencias son únicas, donde no es difícil soñar y donde cada día es una aventura nueva para vivir y disfrutar.

Y después de cinco días y cuatro noches que la vida les regaló, en el paraíso del viento, sólo quedó el recuerdo. También la forma de esta love story y de estos dos amantes que se dieron el uno al otro en sus instintos naturales. Con provocaciones, sin esconder emociones, sin pensar en la palabras, con esos imborrables momentos que sólo el corazón y este lugar guardan. Desalentados los pasos de aquellos besos soñados, ambos marcharon, no saben bien por qué pero siempre con la promesa de no olvidarse nunca, ni olvidar el nombre del lugar que fue testigo de su pasión desmedida: LA COCOTERA.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *